No te sorprendas si no te busco como antes, tu te encargaste que me dieras igual.

Lo más triste es que ya no dueles como antes.