-Hola. -Hola. -¿Qué tal? -C̶o̶n̶ ̶g̶a̶n̶a̶s̶ ̶d̶e̶ ̶b̶e̶s̶a̶r̶t̶e̶ Bien, ¿y tu? -C̶o̶n̶ ̶g̶a̶n̶a̶s̶ ̶d̶e̶ ̶a̶b̶r̶a̶z̶a̶r̶t̶e̶ Bien también.

Si le importo me buscará y los dos pensaron lo mismo       

A veces nos tragamos las palabras y lo que sentimos por miedo a errar o solamente por pensar que la otra persona no siente lo mismo.